20 ene. 2012

CONTROLA LAS BOLSAS DEBAJO DE LOS OJOS


Las bolsas pueden llegar a ser más antiésteticas que las ojeras. Con ellas, nuestra mirada tiene una apariencia triste y envejecida. Esta hinchazón en el párpado inferior puede aparecer por retención de líquidos, porque tenemos en esa zona grasa localizada o, desgraciadamente, por genética pura.

Existen muchos remedios caseros para disimularlas pero pocos son efectivos. Por ejemplo, colocar las famosas rodajas de pepino que nos ponemos a veces en los ojos esperando un resultado mágico, tan solo producen una leve contracción de la bolsa y pueden disimularla pero luego, la bolsa, vuelve a aparecer rápidamente.

El Doctor José González Vidal nos ha dado unos consejos mediante los cuales tus bolsas pueden disminuir:
-Duerme con la cabeza más alta que el cuerpo: con una almohada o dos y así, el líquido se acumulará menos en la zona facial, en concreto en las bolsas oculares. De esta manera, nos levantaremos con mejor aspecto y con los ojos menos hinchados.
-Cena ligero y con poca sal: ayuda a una menor retención de líquido y, por tanto, a tener un mejor aspecto por la mañana.
-Lávate la cara con agua muy fría por la mañana.
-El ejercicio físico a primera hora (simplemente andar) acelera la eliminación de líquidos en la zona facial.

Si tu problema con las bolsas es más grave y crees que así no solucionarás nada existen más remedios como, la Blefaroplastia química. Es una sencilla técnica que se realiza en consulta y no requiere anestesia. Consiste en la aplicación de un "peeling medio" localizado que provoca una descamación de la capa superficial de la piel (la epidermis dañada) de forma controlada. A continuación, se aplican unos polvos cicatrizantes que aceleran la curación de la herida durante los primeros días. El tratamiento dura menos de 10 minutos y los resultados son muy duraderos, ya que lo que se consigue con este procedimiento es una epidermis nueva y regenerada, sin arrugas ni flacidez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada